Cuatro segundos tarda un ladron en abrir un agujero en la ventanilla.1920

Cuatro segundos es lo que tarda un ladrón desde que te paras en un semáforo, en abrir un agujero en la ventanilla. Algunos fabricantes de coches se han dado cuenta de lo sencillo que resulta para un caco romper una ventanilla y robarnos, por lo que han extendido el cristal laminado obligatorio en los parabrisas, a las ventanillas.

De ese modo, evitan que el ocupante pueda sobresalir del vehículo en un vuelco o en un choque lateral y mejoran el aislamiento térmico y acústico.

El vidrio laminado se puede romper con las herramientas adecuadas, lo que hará que los cacos lo tengan más difícil. Las ventanillas laminadas ya no están solo en los coche de lujo, Citroën lo incluyen en sus modelos más económicos.

Un laminado convencional de 5 mm resulta difícil de romper, pero si entre las capas de vidrio de 1,8 mm se coloca un tercer vidrio de 2 mm, garantiza un cierto nivel de blindaje sin necesidad de modificar los huecos de la carrocería.

Sin llegar a esos extremos de blindaje, el cristal laminado de seguridad, eleva la protección  frente a un posible intento de rotura, siendo impenetrable al golpe de maza. Pero también hay que tener en cuenta que no ser capaz de romper un cristal, puede convertirse en tragedia.

Fuente:autopista.es

0
Comments

Deja un comentario