razones-para-optar-por-el-tintado-de-lunas-en-vehiculos-1920

Por la autopista, en autovía, por la estrecha carretera del pueblo, en el garaje… Cada vez son más los vehículos que sucumben a las ventajas de los cristales tintados.

Lo primero que debes tener claro es que tintar los cristales y laminarlos es lo mismo, pese a la confusión que existe. Establecida esta diferencia, se debe mencionar otra: estos pueden venir tintados de fábrica o colocadas las láminas precortadas a posteriori.

Como extras, aumentan el valor del vehículo; como característica no procedente de fábrica, tan solo es necesario hacer uso de una película adhesiva fina y transparente que se pega a cada cristal utilizando tan solo herramientas de alisado y jabón. Ni siquiera es necesario desmontar la ventanilla.

Beneficios de laminar o tintar las lunas

  • Mejora de la presencia del vehículo, dotándolo de un aspecto más actual.
  • Privacidad ante miradas curiosas, siempre dependiendo del nivel del filtro colocado.
  • Protección de la tapicería de los efectos nocivos procedentes de los rayos solares.
  • Adiós a los deslumbramientos de noche por los coches que circulan detrás.
  • Reducción de la temperatura en hasta diez grados, ya que actúa como aislante ante la incidencia solar.
  • Ligado al anterior, se disminuye el consumo de aire acondicionado y/o calefacción en invierno, permitiendo el ahorro.
  • Disminuye el cansancio ocular.
  • Seguridad ante accidentes, ya que los cristales no se desprenden en pedazos.

Si percibes que el color varía con otros coches, no te preocupes. Existen múltiples tonalidades, cada una de ellas aportando una protección determinada del sol.

Homologación ante sanciones

Antes de proceder a colocar láminas solares, asegúrate de que estas estén homologadas por Industria o podrás ser multado. Ello además conllevará una garantía y un confort de otra manera impensable, ya que han pasado controles exhaustivos. En el caso de que procedan de fábricas, ya se encuentran correctamente homologadas.

Este aspecto será tenido en cuenta en la ITV. Por ello, se torna primordial que lleves contigo siempre el certificado de homologación expedido por el fabricante y correctamente cubierto por el taller donde se ha procedido a su instalación. Además, deben estar bien selladas, bien grabado en la lámina o mediante pegatina.

Pese a las dudas que existen en la actualidad, ya no se considera una reforma de importancia, por lo que no será necesario que lo lleves a la Inspección Técnica de Vehículos una vez que has tintado los cristales. También se ha eliminado la obligatoriedad de incluir su instalación en la ficha técnica del vehículo.

Cumplimiento de la ley

La ley prohíbe tintar las ventanillas delanteras, tanto la del conductor como la del copiloto y, por supuesto, el parabrisas delantero. Solo puede hacerse en todas aquellas que queden por detrás del campo de visión del conductor. Por ello, a la hora de hacer este cambio en este vehículo, únicamente será válido si está hecho en los cristales laterales traseros y la luna térmica.

Existen dos casos en el que la luna delantera puede ser ligeramente modificada. Por un lado, hablamos de personas con alguna enfermedad diagnosticada, como es el caso del lupus; en este caso se podrá proceder a tintar con materiales especiales las ventanillas y la luna delanteras. Por otro lado, usuarios que están expuesto a alguna amenaza, en cuyo caso se procedería a instalar una lámina de seguridad.

Consejos en vehículos

Declara ante tu seguro el cambio que has realizado, ya que, en caso de accidente o rotura, este solo te las cambiará por unos cristales normales.

Acude a un taller especializado. En ningún caso acudas a grandes superficies, ya que su colocación requiere de cierta técnica.

0
Comments

Deja un comentario