cuenta-con-las-laminas-solares-en-la-reforma-de-tu-oficina-1920

Llegada de nuevos empleados, vencimiento de contrato de un local, necesidad de ampliación de espacio ante el aumento de los servicios al público… Múltiples pueden ser las causas que propician la reforma de una oficina. Incluso el traslado suele llevar implícitas obras necesarias para el correcto desarrollo de todas las actividades.

En este punto, es importante tener en cuenta el número de ventanas con el que se cuenta, el tipo, la orientación e incidencia solar… Como ya se ha comentado, además del bienestar y el confort en la zona de trabajo para todos los empleados, también es fundamental garantizar la protección de toda la mercancía y/o mobiliario del que se dispone.

Comprobar la calidad y el funcionamiento de persianas, cortinas, stores… no suele ser suficiente. Es aquí cuando entran en escena las láminas solares.

En la reforma, láminas solares

De fácil instalación con su película autoadhesiva, su sencillez en la colocación es proporcional a las ventajas que proporcionan.

  • Aislamiento térmico. La revisión de la contabilidad puede derivar en muchas ocasiones en auténticos quebraderos de cabeza. Dos de los gastos más frecuentes en estos espacios vienen de aparatos de aire acondicionado y de calefacción, dependiendo de la época del año en la que nos encontremos. Ante la protección que otorgan en cuanto a incidencia solar se refiere, así como evitan la pérdida de calor del interior, repercuten sobre dos aspectos básicos: ahorro energético y disminución de la contaminación al medio ambiente.
  • Protección de mobiliario. Los rayos del sol provocan una decoloración progresiva que solo es perceptible con el paso del tiempo. Con el filtrado de esta radiación, todo el material puede llegar a durar hasta seis veces más.
  • Antirreflejos. Uno de los problemas más frecuentes son los reflejos que se producen en pantallas de ordenador o televisores. Las láminas solares reducen la fatiga ocular, además de aumentar la productividad gracias al mayor confort.
  • Privacidad. Ver sin ser vistos. Si en todo entorno es esencial contar con intimidad, en una oficina con más razón. Documentación, equipos informáticos, mobiliario… Proteger contra miradas indiscretas siempre es una prioridad. Por ello, si se desea disfrutar del entorno externo sin renunciar a la privacidad, las láminas espejo son la clave.

 

No dejes escapar nuestro descuento del mes de agosto haciendo clic en la imagen inferior y rellenando el formulario.

 

0
Comments

Deja un comentario