Diferencias entre el vidrio laminado y el vidrio templado.1920

Los dos tipos de vidrios más utilizados en la construcción son el vidrio templado y el vidrio laminado.

El vidrio laminado se compone de dos o más hojas de vidrio monolítico unidas entre sí por láminas de un polímero plástico. Si se rompe el vidrio, los trozos de cristal permanecen adheridos a la lámina plástica.

El vidrio templado, recibe un tratamiento térmico especial para aumentar su resistencia mecánica y al calor. En la fabricación de este vidrio, hay que calentar el cristal hasta una temperatura de reblandecimiento para después enfriarlo muy rápido con aire.

Aparentemente estos cristales parecen iguales pero existe una gran diferencia entre ellos, sobre todo en los usos que se le da.

Con relación:

A choques térmicos: el vidrio templado es más resistente el calor, no se derrite o se rompe aun si la llama se aplica directamente. El vidrio laminado  aunque puede soportar calor un tiempo, no es resistente al fuego o a los choques térmicos.

A la filtración de la luz y rayos UV: el vidrio laminado es perfecto para ventanas y techos de vidrio, las láminas PVB ofrecen gran protección frente a los rayos UV, absorbiendo el 99,5% de ellos. El vidrio laminado carece de protección solar, aunque es más resistente al calor directo del sol, el frío o los impactos.

Al peso e impacto: los vidrios templados presentan un aumento de la resistencia mecánica y ante un impacto sus piezas se rompen  en trozos muy pequeños que no representan peligro. En el caso del vidrio laminado tiene una gran resistencia a la penetración  y ante un impacto la lámina plástica mantiene los trozos del cristal juntos, creando una superficie casi impenetrable.

Fuente: temglassltda.com

 

0
Comments

Deja un comentario